El Diario de Mila 
Homenaje al clítoris

Mila DerMondschein

 

Conozco a alguien que ha ejercido la docencia biol√≥gica en colegios por m√°s de 20 a√Īos, y en una que otra conversaci√≥n respecto al sexo un d√≠a me menciona ¬ŅSab√≠as que el cl√≠toris es un pene atrofiado?

Pausa. Horror. HORROR!

No pude contener mi espanto al escuchar esa palabraATROFIADO, ¬†y me lo contaba como si tuviese que sentirme orgullosa, como si tuviese la suerte m√°gica de poder sentir de maneraatrofiada lo que sienten los hombres en un encuentro sexual, ¬†como si las¬†mujeres prefiri√©ramos tener pene antes que cl√≠toris, me lo contaba como diciendo ‚Äúnosotras ¬†tambi√©n somos v√°lidas, tambi√©n tenemos pene, solo que atrofiado‚ÄĚ espanto. M√°s espanto a√ļn al entender que esta mujer, tan capaz, tan h√°bil en lo que hace, tan infinitamente inteligente, traspasa ESE conocimiento a sus alumnos adolescentes, en liceos p√ļblicos, ense√Ī√°ndoles a las ni√Īas p√ļberes que son una versi√≥n atrofiada de sus compa√Īeros, ense√Īando a hombres en su m√°s tierna juventud que son perfectos y que sus compa√Īeras son una versi√≥n atrofiada de ellos mismos.

NO.
No, no y una vez más no!. 

 

La mir√© y entend√≠ que a√Īos viviendo como vivimos, escuchando c√≥mo debemos portarnos, viendo la televisi√≥n que vemos, las portadas de los diarios que hay, la bomba 4, la propaganda, la legislaci√≥n, la desigualdad, la violencia de g√©nero y tantas cosas m√°s, le hab√≠an atrofiado el cl√≠toris, pero en el cerebro.

Todas estas cosas le hab√≠an hecho creer que su cuerpo era una versi√≥n atrofiadade otro cuerpo m√°s completo. Tuve una compasi√≥n al borde de lo maternal con esta mujer que casi dobla mi edad, con esta mujer que me vio crecer, que me cri√≥, que me ha ense√Īado tanto y por fin entend√≠ de qu√© se trata ser ‚Äúde la generaci√≥n nueva‚ÄĚ.

Yo no tengo nada atrofiado ‚Äď Le dije ‚Äď yo tengo un √≥rgano, cuya√ļnica funci√≥n es el placer, yo tengo un √≥rgano que se conecta en lo m√°s interno de m√≠, con mis respuestas sensoriales, cuya √ļnica funci√≥n es llevarme al orgasmo, a perder toda noci√≥n de lo que es bueno y lo que es malo y deshacerme en un vaiv√©n con el universo y mi cuerpo, en momentos gloriosos de placer puro, y que no tiene m√°s sentido que hacerme gemir, gritar, morder y retorcer en un orgasmo.

 

Las mujeres NO tenemos un pene atrofiado, tenemos un CL√ćTORIS perfectamente formado, el cual nos empodera de nuestros cuerpos, el cual nos destina a ser m√°s en el universo,es el √ļnico √≥rgano de cualquier especie cuyo √ļnico objetivo es el placer del individuo. Respetemos nuestro cl√≠toris, respetemos nuestro cuerpo, complazcamos sus necesidades, d√©mosle el uso que se merece, dignifiquemos a este √≥rgano al lugar que se merece, un lugar divino, un trono, un altar.

-Me has abierto los ojos, dijo la mujer- y lo entendió tan bien como las mujeres de este video. 

                 

 

Nos leemos pronto.
Mila DerMondschein


Recomienda El Diario de Mila
 en tus redes!. Y si deseas publicar tus escritos o reviews, no dudes en enviarnos tus textos.  

 

Disfruta la experiencia
Fetish Store ¬ģ¬†Jugueter√≠a para adultos
#SexoEntretenido



Otros artículos

5 cl√°sicos del cine para adultos que no te puedes perder
5 cl√°sicos del cine para adultos que no te puedes perder

Con la legalizaci√≥n de la pornograf√≠a a finales de los a√Īos 60, nace una de las industrias de entretenimiento m√°s proliferas y rentables: El cine para adultos.

Ven a conocer algunos de sus cl√°sicos imperdibles!

Ver artículo completo
Porno: Im√°genes e lo oculto
Porno: Im√°genes e lo oculto

Ver lo que otros hacen en la intimidad. No es solo sexo, es una b√ļsqueda de la satisfacci√≥n personal entrando en la satisfacci√≥n de otro ser humano.¬†
Ver artículo completo
Historia del porno gay masculino
Historia del porno gay masculino

¬ŅSab√≠as que la primera pel√≠cula pornogr√°fica que muestra escenas er√≥ticas homosexuales es la francesa "Le m√©nage moderne du Madame Butterfly" de 1920?
Ver artículo completo

Suscríbete