Hasta hace pocos años podías pasar muchas horas buscando arduamente en internet solo para terminar viendo un demo que justo en el clímax mostraba el famoso cartelito "Mira el video completo por $1,99 aquí". Si no pagabas, ver porno era una dura tarea. Ahora solo con teclear en un buscador puedes encontrar hasta duendes verdes sodomizados por un unicornio de chocolate, y todo cuanto desees ver. Todo.

El término pornografía es un neologismo creado alrededor de 1800 para definir la creciente industria de la representación erótica. Se dice que pornográfico es aquello destinado a buscar expresamente la excitación del receptor.  No todo material sexual es pornográfico, el sexo puede mostrarse en forma de divulgación científica, protesta, objetivos pedagógicos, artísticos etc. Es pornográfico cuando busca excitar y estimular el deseo sexual.

 

El ser humano necesita plasmar, representar, compartir todo aquello que es importante. La representación de la sexualidad se da en el ser humano desde sus albores. No sabemos si con fines mágicos, cotidianos, rituales o eróticos, pero se han encontrado representaciones prehistóricas fálicas y de vaginas así como imágenes de mujeres voluptuosas.

Las culturas de la antigüedad veneraban la sexualidad como una parte de la espiritualidad humana. Dejaron importantes textos y tratados sobre el cultivo del sexo y el erotismo y representaban en sus templos escenas sexuales y de culto a la sensualidad. A lo largo de China, la India, Medio Oriente llegando a Grecia y Roma encontramos representaciones de parejas heterosexuales, homosexuales, grupos, transexualidad, prostitución, masturbación, adulterio, sexo oral, sodomía, fornicación, incesto, poligamia, pederastia, abuso sexual y zoofilia. De esa época se rescatan grabados, relatos y mitos, esculturas, frescos, mosaicos, cerámica y todo tipo de arte erótico.

La Edad Media en Europa acaba con la representación erótica y desliga el cuerpo y el goce de la espiritualidad pasando a ser perseguida y destruida toda imagen sexual o mínimamente erótica. El sexo sagrado se siguió representando simbólicamente tras velos y capas de secretos, la alquimia guarda toda esa información. El uso pagano del arte erótico era clandestino. A finales de la Edad Media aparecen algunos toques de erotismo en la literatura siempre controversiales.

La imprenta y la ilustración traen de vuelta la imagen del sexo. Aparece en forma de grabados y literatura. siempre perseguida por las autoridades religiosas que incluso encarcelaban a los autores. El material de contenido sexual era difícil de encontrar y muy caro. Algunos autores y filósofos como el Marques de Sade en obras de carácter explicito presentan escenarios de carácter explícitos llenos de abuso y situaciones no aceptadas socialmente como  la sodomía, violación, rapto sexual, coprofagia, bondage o mutilación. Estas obras son de carácter crítico con la sociedad. Durante la Revolución Francesa se ocupó la imagen de Maria Antioneta y otros personajes públicos en situaciones obscenas o como prostituta como forma de protesta.

La revolución industrial es la causante del porno tal como hoy lo conocemos. La fabricación en masa de libros, postales o figuras sexuales hacen que los gobiernos empiecen a legislar sobre el asunto tratando de salvar la moral ciudadana. La época victoriana desata la doble moral del puritanismo versus la vida bohemia de los burdeles y cabarés.

Luego llega la fotografía y después el cine.  Desde sus inicio el cine y la fotografía erótica fuero tachados de inmorales y eran producidos clandestinamente y sostenidos en un limbo de la falta de legislación del contenido audovisual. El contenido erótico antes de 1930 es de todo tipo. Después EEUU crea una regulación que prohíbe mostrar nada explícito, es la época -pin up- donde las cosas se insinúan pero no se muestran, aunque sigue existiendo producción de pornografía clandestina.

El primer país en legalizar la pornografía fueron los Paises bajos en 1969. Eso supuso el boom de la revolución sexual que venía dándose con los movimientos hippies y de liberación sexual.

 

 
En los años 70 la industria del cine inventa la etiqueta -X- para diferenciar los contenidos fuertes o explícitos de -S- o erótico menos explícitos.
.

Ahora que el porno era legal podría convertirse en rentable y todos los ratones corrieron al queso. En los ochenta corren de mano en mano los VHS y las revistas baratas. En los 90 es la época del videoclub, los cines x, y los cds grabados.  En el 2000 llega la masificasión de internet y todo se desparrama. Las webcams, el sexo amateur, los chats, páginas inmensas gratis, páginas de lujo con show en vivo pagando. Un amplio abanico para navegar y descubrir.

Todo puede ser visto en internet, redes sociales también se convierten en vías de reproducción pornográfica o softporn. Ni Tumblr, Pinterest, Ttwitter o Facebook se salvan. La literatura pornográfica se convierte en un fenómeno de masas que se traspasa al cine romántico.  Quién sabe. Lo próximo prbablemente serán trajes de realidad virtual en los que podamos sentir e interactuar con otros  desde cualquer parte del mundo.

Y como de seguro ya conoces el porno más mderno, te dejamos algunas representacines antigüas tomadas de internet que te seprenderán:

.

 
 
.

Probablemente no conocías algunas de estas imágenes y no sean de tu gusto. Las cosas han cambado y actualmente millones de internautas utilizan sitios como pornhub cam4, chaturbate, xvideo,  para encontrar lo que desean. (Seguro tú conoces muchos más).  Tip: Recuerda que si vas a estos sitios sempre es bueno disponer de un antivirus actualizado.

Gracias por leer una vez más, esperamos que hayas disfrutado de este rato de procastinación. Recuerda compartir y comentar! Te esperamos más veces en Fetish.

Danos tu like y comparte. Si es que aun tenes las manos libres... >)

 

Disfruta la experiencia

Fetish Store ® Juguetería para adultos
#SexoEntretenido

 


Suscríbete