Según el diccionario: Primavera es una de las cuatro estaciones de las zonas templadas, Prima viene del latín “primer” y vera significa “verdor”. O sea que la época de la primavera es la época del renacimiento de la vida después del crudo invierno.

En Primavera los animales salen de su letargo en busca de comida fresca, los insectos vuelven a revolotear y la vegetación emana  sus aromas en todas direcciones.

Más horas de luz, mejor temperatura. Los organismos dejan de guardar la energía para empezar a llevarla hacia fuera, es la época de la expansión.

No es extraño entonces que a nosotros como especie animal  la Primavera también nos afecte. Cuando llega, llegan las ganas de salir, las ganas de estar con gente, de embarcarse en nuevos proyectos y por supuesto de enamorarse (y tener más sexo).

El aumento de las horas de luz afecta directamente a la producción de endorfinas y de serotonina . Históricamente, existe  una tasa de natalidad alta a finales de invierno, y una tasa anual baja en el verano. Este patrón indica un período de concepción más alto  durante la primavera , y un mínimo en verano y otoño.

Ya lo dice la sabiduría popular, “Primavera la sangre altera” y hay que hacer algo al respecto. Las mujeres rebajan la cantidad de ropa y vuelven a sentirse sexys y los hombres tienen la testosterona por las nubes. Es la época del romance y la conquista,  la vuelta de la libido que se había ido a dormir durante el invierno.

Nos encanta la primavera, nos encanta ese cosquilleo en algún lugar entre las tripas, los genitales y el corazón.

Visto lo visto, sentirse más caliente de lo normal en esta estación es completamente normal.  Así que no te reprimas y aprovecha este subidón de deseo para honrar como corresponde a la naturaleza.

 

Si te gustó este artículo Recomiéndalo y compártelo.  

 

Disfruta la experiencia

Fetish® Juguetería para adultos
#SexoEntretenido

 


Deja tu #PreguntaSinVerguenza

#PreguntaSinVerguenza o comparte tu experiencia. Tu correo no será publicado ;)