Historias de sexo
Bajo la mesa
Relatos

¿Les tomo pedido?

 - Si, vamos a querer ravioli de camarón y una lasaña de verduras.

- ¿Para beber?

-  El Carmenere de la casa por favor.

La garzona se retiró hacia dentro del local.Maca me miraba sonriente, me estaba haciendo pasar un “mal” rato.

-Bruja. – Dije

Le bastó mover un dedo en la pantalla de su celular y yo empecé a retorcerme en la silla.  Habíamos comprado una de esas balitas vibradoras con aplicación para innovar un poco. Me la había puesto antes de salir, y para cuando llegamos al restaurante me había ido tres veces.



Ahora tengo los calzones empapados y el clítoris a punto de estallar. Mi polola es muy perfeccionista y la malvada me obligaba a interactuar con gente.

Pero no sonrías tanto Macarena, cuando lleguemos a casa voy a comerte hasta el último centímetro cuadrado de carne, pienso arrancarte la ropa sin piedad y perderme entre tus pechos. Cuando yo tenga el mando, voy a jugar con tu placer como una niña perversa hasta que grites y solloces…

 

 

Disfruta la experiencia
Fetish Store ® Juguetería para adultos
#SexoEntretenido


Suscríbete