La conversión a la sumisión es un vínculo que nace desde las profundidades más intimas de quién lo lleva, lo mantiene y lo sacude temeroso de entender lo que no se sabe explicar, innato se bate violento, deseoso de ser recuperado, implora, se sacude, se monta y tuerce violento. Mientras la cárcel de lo moral envenena ese animal natural que obedece al deseo más elemental.

Que felicidad encontrar las respuestas en el olfato, en el tacto, en los sonidos secos de un mandato, que estremece tu hendidura -nido- escondido, sucio, pervertido danza en los laberintos. La fuerza controla las pasiones, dilata tus cavidades e imperiosa te refugias, bajas tu mirada y entregas tu devoción absoluta a aquel ser que con caricia, golpe firme te hace de su propiedad. Sin esa atadura física, no existiría la entrega voluntaria a la emocional. Mientras alimenta mi bestia, mis rodillas se rinden a sus pies, glorificando aquel dios al cual llamo Amo.

.
Tú cadena es el camino que me llevará siempre a tu mano.

 

tu sierva     

 

Recomienda Fetish Magazine en tus redes!. Y si deseas publicar tus escritos o reviews, no dudes en enviarnos tus textos.  

 

Disfruta la experiencia
Fetish ® Juguetería para adultos
#SexoEntretenido


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver más en relatos

Carta de una esclava a su amo I
Carta de una esclava a su amo I

Mi cuerpo sufre soledad porque no siente tu presencia, como un perro al que dejaron botado en el patio de atrás y ya no salió más, ni fue nunca más compañero de juego.
Ver más
Carta de una esclava a su amo III
Carta de una esclava a su amo III

Mi amante es mi Señor. En Usted, deposito mi confianza. En sus anhelos mi mundo se postra obediente. Dedico mi silencio, mi mirada baja a la devoción que me causa su gloria. Abrazo mis brazos a mi espalda...
Ver más
Carta de una esclava a su amo IV
Carta de una esclava a su amo IV

…hace ya tanto tiempo que la distancia Amo/sumisa es un mero tramite de formas para reflejar el verdadero hábito que se trafica en nuestras mentes y emociones a la hora de confrontar cómo nuestros cuerpos se acoplan al unísono...
Ver más