Mi amante es mi Señor. En Usted, deposito mi confianza. En sus anhelos mi mundo se postra obediente. Dedico mi silencio, mi mirada baja a la devoción que me causa su gloria. Abrazo mis brazos a mi espalda, manteniendo mis pechos erguidos contemplación, mientras mis piernas como torres, abiertas mantienen los pórticos de su vicio intactos para el juego que pronto me revelará su mano, sus dedos, su boca, su aliento, su vicio, su sadismo. 

Su voz atrayente, su mano fuerte acariciando alguna estéril coyuntura, que por su milagroso roce, despierta voraz, violenta de hambre la sumisa que cohabita en mi.

La premura de su caricia, arrebatándome más que desasosiego, abriendo la grieta profunda que llevará su avasalladora lujuria, su impertinente e indecoroso robo, al cáliz más intimo de mi furia húmeda. Donde acunan las pasiones más elementales y la preciada inmoralidad resurge para poseer y coronar a los amantes en el trono -para mi Amo- y el montículo de sacrificios -para mi sumisa-.

Las jaurías que Usted me entrega y desata colmando mi sed física, alegrando mi necesidad emocional. La felicidad se posesiona de mis pupilas dilatadas, ofreciéndole agradecida el gemido viciado de mi garganta, que avivará su veneno sádico que solo Usted -Amo mío- sabe colmar en mi carne enrojecida, muchas veces adrenalícamente seducida, hasta plasmar profundamente su huella.

…beso, golpe, caricia y otra vez golpe… el encuentro de su fuerza innata, naturaleza elemental, a la entrega consensuada de mi masoquista sumisa.

tu sierva     

 

Recomienda Fetish Magazine en tus redes!. Y si deseas publicar tus escritos o reviews, no dudes en enviarnos tus textos.  

 

Disfruta la experiencia
Fetish ® Juguetería para adultos
#SexoEntretenido


Deja tu #PreguntaSinVerguenza

#PreguntaSinVerguenza o comparte tu experiencia. Tu correo no será publicado ;)